Los 4 pasos del SIGNIFICANT TIME

Los 4 pasos del SIGNIFICANT TIME

Fases o pasos de cómo disfrutar un momento significativo

Vamos a veces tan acelerados que no detectamos esos momentos especiales en los cuales “se para el tiempo” de la estación de nuestra vida y podemos elegir la oportunidad de bajarnos del tren del estrés para disfrutar de lo que está pasando. Hace unos días mi hijo y yo circulábamos con mi coche con rumbo a comprar unas pizzas hacia un gran supermercado (del que no digo el nombre para no hacer publicidad). Eran las diez de la noche, empezaba a anochecer y, de repente nos sorprendió una pequeña tormenta muy rápida; durante 10 minutos llovió con intensidad, salió el sol, y en el horizonte se dibujó un arco iris debido a los últimos rayos de sol antes de que empezara a hacerse de noche.

Nunca había visto antes nada parecido. Era un espectáculo tan bonito que no pude resistirme a parar el coche, a salir y a hacer fotos con mi móvil. No importaba que lloviese un poco ni que me mojase, era el significant time. Mi hijo se reía al ver lo que hacía, pero valió la pena tanto la puesta de sol como el arco iris dibujado en el firmamento. Cuando entré en el coche y le enseñé a mi hijo las fotos, él se interesó por el tema y me preguntó por el arco iris, lo que me dio pie a explicarle la historia bíblica del diluvio y de como Dios mediante el arco iris pactó con el hombre que nunca más volvería a haber un diluvio universal.

Muchas veces ocurren cosas significativas en nuestro caminar diario que dan pie a lecciones para nuestra vida. Son momentos especiales, y por ello quizás es bueno señalar los pasos necesarios para sacar el máximo provecho. Aquí os dejo con esos pasos:

Primero: detectar ese momento significativo con la suficiente agudeza como para bajarnos de nuestros rollos mentales y disfrutar el momento, pero para eso se requiere ver las cosas con el corazón.
Segundo: recrearte en ese momento y saber sacarle todo su jugo. Esas pequeñas cosas son las que muchas veces dan sentido a recuperar nuestro Norte, aunque llevemos a nuestras espaldas muchas gestiones, negocios o propósitos. Aconsejo la lectura del libro Lo primero es lo primero de Stephen Covey.
Tercero: intentar entender qué se ha aprendido en ese momento y qué Valor significativo se ha sacado.
Cuarto: compartirlo con los demás como yo lo estoy haciendo ahora. No creo en la “felicidad lineal” pero sí en momentos significativos y, como cantaba el grupo de rock cristiano El Preludio del Luthier: “… que se pare el tiempo aquí, que yo me bajo, que no quiero yo vivir esta vida a destajo…”

 David Piqueras

Add Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *